10
Jun
08

Ratas de Cafete

Bien, a raíz de mis anteriores post, ratones (i) y (ii), el amigo Pechuga se ha inspirado, y me ha enviado una pequeña reflexión sobre nuestra cafetería de nuestra “querida” facultad. Al final voy a tener que crear una categoría a modo de guía alternativa para sobrevivir en nuestra facultad… En fin, aquí os transcribo el artículo, y perdona Pechu el retraso, pero ya sabes que soy un hombre ocupado. 😉

Como compañero de Hex quería hacer una aclaración, ya que puede parecer que la biblioteca es el único sitio peligroso de nuestra facultad en tiempos de exámenes. Las narices.

Generalmente nuestra cafetería es un lugar amable, de confianza, donde estamos los de siempre haciendo lo de siempre. Sin embargo, en exámenes gente que no aparece por la Facultad se siente obligada a venir, y ante la saturación de apuntes que les ha pasado un colega empollón y de los que no entienden ni el título, entonan el clásico “bah, a septiembre”, dejan la biblioteca y bajan a la cafetería a celebrar, tercio en mano, todas las horas de estudio infructuoso que acaban de ahorrarse.

En cualquier otra facultad ahí terminaría la historia, pero esto es informática. Es diferente. Solo la entrada puede ser problemática, ya que hay dos puertas, y una de ellas está situada en el rincón turbio de la cafetería. De repente te ves rodeado por gente enfrascada en partidas de cartas Magic, camisetas de Warhammer y mochilas de El Señor de los Anillos. Al abrir la puerta hay ojos que se posan en ti, pensando “mira, un humano nivel 1”. Empiezas a caminar muy despacio. Oyes risas esquizofrénicas, gente leyendo textos en élfico, te acojonas y aprietas el paso. No hay que preocuparse, porque poco después llegas a la zona autista. Siempre hay un par de mesas de las de ocho personas ocupadas por un solo individuo, generalmente de avanzada edad para nuestros estándares, con poblada barba, haciendo gestiones en su portátil usando el maldito Wi-Fi, que atrae a todos los personajes como la mierda a las moscas. Ocasionalmente ves que de fondo de pantalla tienen una foto de ellos con una fémina del grupo de las cachondas. Ahí pasan por tu cabeza varias opciones.

 

  1. Va de farol. Es su hermana o su prima o la novia de su hermano al que no le parieron mal.
  2. En realidad es un cardo y se ha pasado el verano retocándola con el photoshop.
  3. Tiene algún defecto, es de las de hasta el anillo no hay polvillo, algo falla.
  4. Verdaderamente este payaso tiene novia y tu no. La madre que le parió. Y vaya novia. Que verá en este gordo cabrón que no tenga yo. Entonces te das cuenta de que la vida es una mierda y que la única salida posible es coger un arma y liarse a tiros en la cafetería hasta que venga la policía y acabe con esta farsa de vida injusta.

Huyendo de la zona autista reparas en otra mesa de ocho con otra cachonda, esta acompañada por 10 o 12 tíos sacando pecho y metiendo tripa, peleando por unas migajas de atención. Porque en realidad te das cuenta que en Informática la gente está más salida que en la cárcel. La mujer en cuestión, tras años rodeada de estos individuos optimistas, ha aprendido que lanzando sonrisas a su alrededor le lloverán apuntes, la llevarán a casa en coche, la emborracharán a ver si cae. Una cachonda en Informática es la reina, y tiene sus súbditos.

Al otro lado de la cafetería está la clase media, los que hacen vida allí. Sus ocupaciones, el mus y el avistamiento de mujeres, de ahí su ubicación, ya sean novias de informáticos o estudiantes de derecho. Estás últimas se pueden observar haciendo cola en los menús, mirando fijamente la pizarra de los platos, haciendo el teatro de decidir menú cuando siempre acaban pidiendo el menú light (compuesto exclusivamente por mariconadas) y fruta de postre. Pero, caprichos del destino, la fruta está en la zona de abajo al fondo en el autoservicio, con lo cual en el proceso de conseguir una melocotón la mujer enseña su hucha y su tanga, en ocasiones, provocando generalmente un trueno de golpes de silla, una lluvia de amarracos lanzados buscando el triple, y algún órdago a chica echado por un jugador despistado. Así las cosas, normal que no nos concentremos…

Espero que os haya hecho pasar un buen rato, no me hago responsable de ninguna opinión vertida en la cita 😉 Por cierto, Pechu, no te quejes tanto del Wi-Fi que bien que te gusta mirar el Hattrick.

Por supuesto os propongo que os identifiquéis con alguno de los grupos… Yo creo que ya adivináis en cuál me encuentro…

Anuncios

2 Responses to “Ratas de Cafete”


  1. 1 Adri
    10 junio, 2008 en 12:53 am

    Vagos… con lo fácil que es registrarse, rellenar un par de cosillas, elegir un puto diseño y empezar a teclear… aisssss

    pd: tremendo 😀
    pd2: viva VirtuaManager!!!!!

    spam spam spam XD

  2. 2 hexmar
    10 junio, 2008 en 1:55 am

    Es que estos mamones, si se lo pueden dar ya hecho pues hale, a chupar del bote…jejejej

    P.D. Viva el PC Futbol 6.0!!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Gracias

  • 52,807 visitantes...

Use WebKit!!!

¡¡¡WebKit!!!

gMail

iChat

by Machuca…

By Machuca...
junio 2008
L M X J V S D
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Posts Más Vistos


A %d blogueros les gusta esto: